martes, 17 de enero de 2017

Impactante: científicos recrearon el rostro de un hombre de hace 9500 años

Un grupo de investigadores y curadores del Museo Británico logró descubrir los rasgos de uno de los descubrimientos arqueológicos más enigmáticos: “El Cráneo de Jericó”. Cómo fue el procedimiento

“El Cráneo de Jericó” es el retrato más antiguo delMuseo Británico
(British Museum)
"El Cráneo de Jericó", un rostro extraño y enigmático de unos 9.500 años de antigüedad, es el retrato más antiguo del Museo Británico de Londres. Es, además, uno de siete cráneos neolíticos cubiertos con yeso y decorados que fueron excavados por la arqueóloga Kathleen Kenyon en 1953, en el sitio arqueológico Tell es-Sultan, próximo a la antigua ciudad de Jericó, cerca del río Jordán en el Estado de Palestina.

El hallazgo de este cráneo fue toda una sensación arqueológica en su momento, que dio fama internacional a Kenyon. Los siete cráneos, distintos en sus detalles, habían sido rellenados con tierra para fijar los huesos faciales y revestidos con yeso que fue moldeado para crear los rasgos de los difuntos.

Kathleen Kenyon en 1953
(David Boyer, National Geographic)
Aunque los detalles de los siete cráneos variaban, todos fueron rellenados con tierra para sostener los frágiles huesos faciales antes de aplicar el yeso húmedo y crear  orejas, mejillas y narices. Dos pequeños caracoles además representaban los ojos y algunos cráneos conservaban rastros de pintura.

"Comprendimos, en la emoción del descubrimiento, que estábamos contemplando el retrato de un hombre que vivió y murió hace más de 7,000 años", escribió Kenyon sobre el momento en que fue revelado el primer cráneo. "Ningún arqueólogo había imaginado siquiera la existencia de semejante obra de arte".

Este cráneo de mirada ciega, en particular, llamó muchísimo la atención de los curiosos y fue por mucho tiempo considerado el retrato más enigmático de todo el descubrimiento, hasta ahora.

Más de sesenta años después de su hallazgo, el Museo Británico pudo retroceder en el tiempo gracias a tecnología de avanzada y descubrió qué se oculta tras el rostro de yeso y cómo era el semblante de un hombre cuyos restos fueron decorados y venerados hace unos 9.500 años.

“El Cráneo de Jericó” fue rellenado con yeso y adornado con caracoles en su tiempo
(National Geographic)
Gracias a imágenes digitales, impresión 3D, y técnicas de reconstrucción forense, los especialistas han recreado el rostro del individuo que se encuentra dentro del Cráneo de Jericó y descubrieron que pertenece a un hombre de aproximadamente cuarenta años con la nariz fracturada.

Aunque los primeros esfuerzos (en 1954) de obtener información del insólito cráneo fueron infructuosos -ya que el paso de miles de años había borrado detalles del recubrimiento de yeso y las radiografías tradicionales no lograron distinguir entre yeso y hueso- fue hasta 2009, cuando a través de microtomografía computarizada los investigadores al fin visualizaron los restos humanos debajo del yeso.

La reconstrucción del rostro del viejo cráneo fue resultado de estudios forenses y
tecnología 3D(RN-DS Partnership/British Museum Trustees)
Las imágenes revelaron un cráneo adulto al cual habían retirado la mandíbula inferior y más probablemente masculino que femenino. El tabique nasal estaba fracturado y faltaban los molares posteriores. También se registra un orificio en la parte posterior del cráneo que seguramente fue usado para rellenarlo con tierra. Incluso los escaneos revelaron las huellas de los dedos de quien, hace 9.500 años, selló el agujero con arcilla fina.

En 2016, el British Museum produjo un modelo digital 3D del cráneo con los datos del estudio micro-CT, y descubrió aún más sobre el hombre neolítico oculto en el Cráneo de Jericó. Por ejemplo, aunque los escaneos sugirieron una fractura nasal, el modelo 3D demostró la gravedad del daño.

El equipo de Alexandra Fletcher, curadora Raymond y Beverly Sackler para el Antiguo Oriente Próximo, quien dirigió el proyecto de reconstrucción del British Museum, decidió ir más allá y creó un modelo físico del cráneo con una impresora 3D y recurrió a los servicios de RN-DS Partnership, una compañía experta en reconstrucción facial forense.

A partir del cráneo impreso y con un modelo de una mandíbula inferior humana masculina, obtenida en otro sitio neolítico próximo a Jericó, los expertos forenses pudieron reconstruir la musculatura facial sobre los restos recreados digitalmente con el Cráneo de Jericó, del mismo modo que las personas de hace más de 9.000 años utilizaron yeso para formar las mejillas, las orejas y los labios sobre el hueso humano original.

“Es como si hubiéramos hecho el proceso neolítico a la inversa”, dijo Fletcher, orgullosa de que el retrato más antiguo del British Museum al fin tenga su rostro.



Fuente: Infobae

La habilidad de cruzar la cordillera con 4.500 hombres y que nadie supiera qué iba a pasar

Hoy hace 200 años que José de San Martín dio la orden de partida al Ejército de los Andes. El cuerpo se había formado oficialmente el 19 de octubre de 1815. 



El 17 de enero de 1817 , cuando José de San Martín firmó la orden, se cerró  un ciclo y se dio inicio oficialmente a la hazaña militar más grande del mundo: trasladar con eficiencia a través de una de las cordilleras más altas del mundo un ejército de 4.500 hombres y todos los pertrechos que les permitieran, una semana después de llegar, ganar (el 12 de febrero) la crucial batalla de Chacabuco, que aseguró la independencia de Chile. 

Largo camino

Todo había empezado mucho antes, cuando, al mando del Ejército del Norte, en reemplazo de Manuel Belgrano, comprendió que no tenía sentido insistir por el Norte: sería imposible ganar la guerra de la Independencia subiendo por el Alto Perú. 

“La patria no hará camino por este lado del norte… ya le he dicho a usted mi secreto: un pequeño ejército y bien disciplinado en Mendoza para pasar a Chile y acabar allí con los godos… Aliando las fuerzas pasaremos por el mar para llegar a Lima. Ese es el camino y no este”, le escribió a su amigo Tomás Godoy Cruz. Hace 200 años el objetivo empezaba a cumplirse. 


Buceando el archivo

ORIGEN DE LA IDEA.- Antes de volver al Río de la Plata, San Martín pasó un tiempo en Londres, donde se contactó con revolucionarios americanos y con políticos ingleses; estos le hicieron conocer el “Plan Maitlan”. 

EL PLAN MAITLAND.- El general escocés Thomas Maitland había propuesto en 1800 capturar Buenos Aires y hacerse fuerte en Mendoza; coordinar acciones con un ejército en Chile, cruzar los Andes, derrotar a los españoles en Chile y continuar por mar hacia el Perú.

CON LA GUERRA, A LIMA.- San Martín, enfermo de úlcera, dejó el mando del Ejército del Norte y se retiró a Saldán, 20 km al norte de Córdoba. Pero no se quedó “tranquilo”: delineó su proyecto (el objetivo era llevar la guerra a Lima, el principal centro del poder “godo”) y logró que el gobierno lo aprobara. En agosto de 1814 fue nombrado gobernador intendente de Cuyo. Estaba un paso más cerca. 

ESPAÑA RECONQUISTA CHILE.- Entre el 1 y el 2 de octubre de 1814 un ejército realista de 5.000 soldados tomó la ciudad de Rancagua y canceló temporalmente la independencia de Chile. Las cosas se complicaron y hubo que replantear el proyecto.

CAMBIO DE PLANES.- El plan prevería armar un ejército reducido pero de gran cohesión y capacidad operacional, hubo que modificarlo. Hizo falta aumentar considerablemente los efectivos, gerenciar una organización mucho más detallada y diseñar una maniobra estratégica que permitiera llegar a destino sin ser sorprendidos y con las fuerzas operativas.

LLEGAN FUERZAS DESDE CHILE.- El Batallón de Auxiliares Argentinos, cuerpo enviado en 1813 por el gobierno de Buenos Aires en apoyo de la revolución chilena, retornó a Mendoza al mando de Juan Gregorio de Las Heras. También venía el chileno Bernardo O’Higgins. El batallón quedó a las órdenes de San Martín y, sumado a dos batallones cívicos de la provincia, fue la base del Ejército de los Andes. 

RECLUTAMIENTO.- Además de preparar el cruce era necesario defender el territorio, que había quedado bajo amenaza desde Chile. Sumando todas las fuerzas disponibles no se llegaba a los 2000 efectivos, de modo que se implementó una suerte de servicio militar obligatorio. Además, se decidió que los hombres de entre 16 y 50 años que no se presentaran voluntariamente serían sorteados. Así reunió 400 hombres. A fines de 1815, el Ejército de los Andes tenía menos de 2.000 soldados, pero para enero de 1817, superaban los 4.000.

LAS DAMAS Y LAS JOYAS DEJARON 216 PESOS QUE ALCANZARON PARA COMPRAR 50 MULAS.- La historia de las damas mendocinas que donaron sus joyas puede ser simpática, pero no fue significativa. Aportaron 216 pesos, que alcanzaba para comprar unas 50 mulas. El ejército pudo armarse gracias a que el pueblo cuyano que donó ropa, ollas, mulas, armas, alimentos y hasta sus sueldos.

“NO ME VUELVA USTED A PEDIR MÁS”.- No hubiera sido posible armar el Ejército de los Andes sin al apoyo del Gobierno. De hecho, en noviembre de 1816, el director supremo Juan Martín de Pueyrredón contesta así uno de los últimos pedidos de San Martín: “Van los 200 sables de repuesto que me pidió. Van las 200 tiendas de campaña, y no hay más. (...) Y yo no sé cómo me irá con las trampas en que quedo para pagarlo todo, a bien que, en quebranto me voy yo también para que usted me dé algo del charqui que le mando, y ¡carajo! No me vuelva usted a pedir más, si no quiere recibir la noticia de que he amanecido ahorcado en un tirante de la Fortaleza”. A fines de 1816, San Martín declaró que estaba “listo para la de vámonos”.

TIEMPO DE VIAJE.- La travesía completa demoró 25 días. Los primeros grupos salieron el 12 de enero de 1817 y la totalidad del ejército estaba en Chile el 5 de febrero.

SAN MARTÍN FUE EL ÚLTIMO EN PARTIR.- Dos divisiones, al mando del general Miguel Soler y de O´Higgins, cruzaron por el Paso de los Patos. Otra, al mando de Las Heras, por Uspallata con la artillería, y una división ligera cruzó desde San Juan por el Portezuelo de la Ramada para apoderarse de la ciudad de Coquimbo; iba al mando de Juan Manuel Cabot. Otro destacamento ligero cruzó desde La Rioja para ocupar Copaipó por el paso de Vinchina. Por el Sur, el capitán Freyre penetraría por el Planchón para apoyar a las guerrillas chilenas lideradas por Manuel Rodríguez. San Martín fue el último soldado en partir desde El Plumerillo, el 25 de enero.
Buceando el archivo

ORIGEN DE LA IDEA.- Antes de volver al Río de la Plata, San Martín pasó un tiempo en Londres, donde se contactó con revolucionarios americanos y con políticos ingleses; estos le hicieron conocer el “Plan Maitlan”. 

EL PLAN MAITLAND.- El general escocés Thomas Maitland había propuesto en 1800 capturar Buenos Aires y hacerse fuerte en Mendoza; coordinar acciones con un ejército en Chile, cruzar los Andes, derrotar a los españoles en Chile y continuar por mar hacia el Perú.

CON LA GUERRA, A LIMA.- San Martín, enfermo de úlcera, dejó el mando del Ejército del Norte y se retiró a Saldán, 20 km al norte de Córdoba. Pero no se quedó “tranquilo”: delineó su proyecto (el objetivo era llevar la guerra a Lima, el principal centro del poder “godo”) y logró que el gobierno lo aprobara. En agosto de 1814 fue nombrado gobernador intendente de Cuyo. Estaba un paso más cerca. 

ESPAÑA RECONQUISTA CHILE.- Entre el 1 y el 2 de octubre de 1814 un ejército realista de 5.000 soldados tomó la ciudad de Rancagua y canceló temporalmente la independencia de Chile. Las cosas se complicaron y hubo que replantear el proyecto.

CAMBIO DE PLANES.- El plan prevería armar un ejército reducido pero de gran cohesión y capacidad operacional, hubo que modificarlo. Hizo falta aumentar considerablemente los efectivos, gerenciar una organización mucho más detallada y diseñar una maniobra estratégica que permitiera llegar a destino sin ser sorprendidos y con las fuerzas operativas.

LLEGAN FUERZAS DESDE CHILE.- El Batallón de Auxiliares Argentinos, cuerpo enviado en 1813 por el gobierno de Buenos Aires en apoyo de la revolución chilena, retornó a Mendoza al mando de Juan Gregorio de Las Heras. También venía el chileno Bernardo O’Higgins. El batallón quedó a las órdenes de San Martín y, sumado a dos batallones cívicos de la provincia, fue la base del Ejército de los Andes. 

RECLUTAMIENTO.- Además de preparar el cruce era necesario defender el territorio, que había quedado bajo amenaza desde Chile. Sumando todas las fuerzas disponibles no se llegaba a los 2000 efectivos, de modo que se implementó una suerte de servicio militar obligatorio. Además, se decidió que los hombres de entre 16 y 50 años que no se presentaran voluntariamente serían sorteados. Así reunió 400 hombres. A fines de 1815, el Ejército de los Andes tenía menos de 2.000 soldados, pero para enero de 1817, superaban los 4.000.

LAS DAMAS Y LAS JOYAS DEJARON 216 PESOS QUE ALCANZARON PARA COMPRAR 50 MULAS.- La historia de las damas mendocinas que donaron sus joyas puede ser simpática, pero no fue significativa. Aportaron 216 pesos, que alcanzaba para comprar unas 50 mulas. El ejército pudo armarse gracias a que el pueblo cuyano que donó ropa, ollas, mulas, armas, alimentos y hasta sus sueldos.

“NO ME VUELVA USTED A PEDIR MÁS”.- No hubiera sido posible armar el Ejército de los Andes sin al apoyo del Gobierno. De hecho, en noviembre de 1816, el director supremo Juan Martín de Pueyrredón contesta así uno de los últimos pedidos de San Martín: “Van los 200 sables de repuesto que me pidió. Van las 200 tiendas de campaña, y no hay más. (...) Y yo no sé cómo me irá con las trampas en que quedo para pagarlo todo, a bien que, en quebranto me voy yo también para que usted me dé algo del charqui que le mando, y ¡carajo! No me vuelva usted a pedir más, si no quiere recibir la noticia de que he amanecido ahorcado en un tirante de la Fortaleza”. A fines de 1816, San Martín declaró que estaba “listo para la de vámonos”.

TIEMPO DE VIAJE.- La travesía completa demoró 25 días. Los primeros grupos salieron el 12 de enero de 1817 y la totalidad del ejército estaba en Chile el 5 de febrero.

SAN MARTÍN FUE EL ÚLTIMO EN PARTIR.- Dos divisiones, al mando del general Miguel Soler y de O´Higgins, cruzaron por el Paso de los Patos. Otra, al mando de Las Heras, por Uspallata con la artillería, y una división ligera cruzó desde San Juan por el Portezuelo de la Ramada para apoderarse de la ciudad de Coquimbo; iba al mando de Juan Manuel Cabot. Otro destacamento ligero cruzó desde La Rioja para ocupar Copaipó por el paso de Vinchina. Por el Sur, el capitán Freyre penetraría por el Planchón para apoyar a las guerrillas chilenas lideradas por Manuel Rodríguez. San Martín fue el último soldado en partir desde El Plumerillo, el 25 de enero. 

Fuente: Lagaceta

domingo, 15 de enero de 2017

Descarga Gratuita: Nobiliario de conquistadores de Indias

El Nobiliario de Conquistadores de Indias publicado por Antonio de Paz y Meliá en 1892 recoge todas las descripciones e ilustraciones de escudos de armas de los conquistadores, una gran obra para se época.


sábado, 14 de enero de 2017

Leyenda de la Vainilla

Cuentan que Xanath, hija de nobles totonacas; célebre por su belleza, vivía en un palacio cercano al centro ceremonial de Tajín, sede de su pueblo.



Cierto día en que la joven acudió a depositar una ofrenda sobre el plato colocado en el abdomen de Chac-Mool ("Mensajero Divino"), encontró casualmente a Tzarahuín ("Jilguero"), un alegre muchacho al que le agradaba silbar, y surgió entre ambos amor a primera vista.

Sin embargo, el romance mostró dificultades para prosperar, porque Tzarahuin era pobre y vivía en una choza humilde rodeada de tierra fértil en que abundaban las anonas, las piñas y las calabazas. A pesar de la diferencia de clases, los enamorados se reunían casi a diario, de manera fugaz, cuando el mancebo llevaba al mercado la cosecha de sus siembras, y en poco tiempo una sincera pasión se apoderó de sus corazones.

Una tarde en que Xanath pasó junto al templo sagrado de los nichos, la sorprendió la mirada penetrante del "señor gordo" (Tajín), que se caracterizaba por su vientre abultado, la frente rapada y su triple penacho; y desde entonces el señor de la felicidad se dedicó a cortejarla. La doncella logró esquivarlo en un principio, mas el astuto señor encontró la forma de revelarle sus sentimientos y, al ser rechazado, su alegría habitual se tornó en cólera y amenazó a la joven con desatar su furia, si no accedía a sus reclamos amorosos.

La advertencia hizo temblar de miedo a Xanath, pero no traicionó a Tzarahuín.
El astuto "señor gordo" resolvió entonces ganarse la confianza del padre de la joven para que influyera en el ánimo de Xanath. Lo invitó a su palacio, le reveló secretos divinos y cuando manifestó interés por la linda muchacha, recibió completo apoyo para casarse con ella.

Xanath hubo de soportar un mayor acoso del testarudo "señor gordo" y su padre la obligó a aceptar una nueva cita, que resultaría fatal, pues luego de haber dado otra negativa al señor de la felicidad, éste, irritado, lanzó un conjuro sobre la doncella y la transformó en una planta débil de flores blancas y exquisito aroma: La Vainilla.

Y si bien creyó vengarse, lo cierto es que mientras de él existen sólo vagos recuerdos, en cambio, tenemos muy presente en nuestros días a la planta orquidácea cuya esencia es muy apreciada en la cocina y la pastelería mexicana y de muchas partes del mundo.

viernes, 13 de enero de 2017

Descarga Gratuita: Familias Chilenas

Otra entrega más de material de libre acceso, para que nuestros lectores sigan ampliando su biblioteca genealógica.

Hoy se encuentra el libro Familias Chilenas de Luis Thayer Ojeda (Caldera, 1874 — Valparaíso, 16 de marzo de 1942)1 fue un historiador, escritor y genealogista chileno. Fue uno de los fundadores de la Sociedad Chilena de Historia y Geografía, interesándose por la prehistoria, la etnología, la arqueología y otras disciplinas afines. De indiscutido prestigio por la profundidad y acuciosidad de sus estudios. La preocupación por sus parientes, aún lejanos, alimentó tal vez su vocación por los estudios genealógicos, diversas obras sobre los apellidos Thayer, Ojeda y Garretón lo evidencian. Pero, naturalmente el autor no se quedó ahí, publicó innumerables artículos sobre muchas familias chilenas, presentando al Segundo Congreso Científico Panamericano de Washington D.C. (1915-1916), su estudio sobre el Origen de los apellidos en Chile.


jueves, 12 de enero de 2017

Descarga Gratuita: Los Errázuriz de Chile

Los orígenes de la familia Errázuriz se remontan a la inmigración castellano vasca del siglo XVIII. En 1735 el joven navarro Francisco Javier Errázuriz Larraín llegó atraído por las posibilidades de integrarse a los negocios de su tío Santiago Larraín. Así, ayudado por una vasta red familiar de tíos y primos por la rama Larraín, pudo incursionar en negocios mercantiles, consolidándose como mercader. En Santiago contrajo matrimonio con María Loreto de Madariaga, hija del Oficial Tesorero de las Reales Cajas del Reino de Chile, Francisco de Madariaga y Aris Arrieta.

miércoles, 11 de enero de 2017

Descarga Gratuita: Nobiliario de la Antigua Capitanía Gral. de Chile

Continuando esta semana con la entrega material genealógico para que nuestros lectores armen su biblioteca virtual. Hoy publicamos una de las obras más importantes el Nobiliario de la Antigua Capitanía General de Chile de Juan Luis Espejo