domingo, 21 de diciembre de 2014

Directorio de Revistas de Historia con acceso abierto

El uso cada vez más recurrente y sofisticado de la web para fines académicos, así como la presión en el mercado laboral académico por publicar en revistas indexadas ha llevado a la expansión del número de publicaciones académicas (journals). Ello a su vez ha derivado en la proliferación de dichos journals así como a su diversidad en cuanto a difusión y criterios de publicación. Mientras cada vez son menos las que se restringen únicamente al papel y siguiendo el método tradicional de acceso en versión impresa a través de la adquisición o la lectura en bibliotecas, la web ha permitido la existencia de dos tipos específicos de journals en cuanto a su acceso.

De un lado, están aquellas publicaciones que se encuentran en bases de datos a las cuales se puede acceder por medio de un paywall. Es decir, a las que se debe pagar o estar suscrito a través de alguna institución para poder descargar el contenido. En años recientes, se ha producido una flexibilización relativa de sus normas, al individualizar el pago (o incluso alquiler) a artículos específicos o por medio de campañas en las que se liberan ciertos números o artículos por un tiempo limitado o permanentemente. Quienes defienden este sistema sostienen que los costos de edición son altos así como el mantenimiento de los sitios donde aparecen los artículos. Sus críticos señalan que estas ganancias no llegan a los responsables directos, como autores y editores de los journals, y que se quedan en los administradores de dichas bases de datos.
Frente a estos journals con paywall, existen las revistas que han decidido liberar su contenido y hacerlo público. No existe un criterio relacionado con la calidad entre quienes tienen contenido abierto o no. En ambos casos hay revistas indexadas y de calidad, con manuscritos que pasan por revisión de pares. En todo caso, se trata de una política de publicación por parte de quienes defienden que el conocimiento debe ser público y que, siendo el mundo académico un espacio restringido, poner una barrera a este conocimiento generado por instituciones científicas reduce aún más el impacto del mundo académico. De modo que el número de journals con acceso abierto ha ido creciendo cada vez más en inglés y en español.
Este Directorio incluye una lista de más de cincuenta journals cuyo contenido es principalmente Historia o que, siendo de Ciencias Sociales, tiene en la Historia un componente fundamental. Es cierto que existen muchos más journals, pero he tratado de incluir los más importantes o los que circulan más. Al lado de cada título he incluido, cuando ha sido posible, la institución que lo auspicia así como el año que ha comenzado a circular. En algunos casos se trata de journals que comenzaron en papel y luego migraron a la web, por lo que no todos los números están completos. En este caso, he anotado el año más antiguo del journal en la web. El enlace que da acceso a los journals lleva directamente al archivo de los mismos, para que el usuario comience a navegar directamente en cualquiera de ellos.
El Directorio de journals con acceso abierto puede ser aprovechada por los académicos de tres formas, entre muchas otras. Una, acaso la más evidente, es la de poder revisar el contenido de diversos journals sin tener que estar suscrito ni por medio de ninguna biblioteca. Pero también puede ser utilizada para animar a publicar sus papers en algún journal que pueda ser leído por un número mayor de personas y sobre todo fuera de sus respectivos países (y si es en otro idioma, mejor aún). Asimismo, quienes estén interesados en hacer un postgrado encontrarán en estos journals una muestra de los temas y las tendencias recientes que se vienen trabajando en diversos países y que pueden ayudar a afinar sus proyectos al postular.

Este Directorio se actualizará permanentemente, con los journals que vayan apareciendo y con las sugerencias que ustedes nos envíen. Para recibir actualizaciones de nuevos números de journals con acceso abierto así como de aquellos que ofrezcan números libres, pueden hacerlo a través de nuestra cuenta en Facebook o en Twitter. Sus sugerencias para mejorar este Directorio son siempre bienvenidas.

Directorio de revistas de Historia con acceso abierto
A Contracorriente. Revista de Historia Social y Literatura (North Carolina State University, 2003)
[ENLACE]
American Historical Review (American Historical Association, 1895)
[ENLACE]
América Latina en la Historia Económica (Instituto Mora, 1994)
[ENLACE]
Anuario Colombiano de Historia Social y de la Cultura
[ENLACE]
Anuario de Estudios Americanos (CSIC, desde 1994 en la web)
[ENLACE]
Anuario Instituto de Estudios Históricos-Sociales (Tandil, 1986)
[ENLACE]
Apuntes. Revista de Ciencias Sociales (Universidad del Pacífico, Lima, 1977)
[ENLACE]
Asclepio. Revista de Historia de la Medicina y de la Ciencia (Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Madrid, 1995 en web)
[ENLACE]
Braziliana. Journal for Brazilian Studies (Aarhus University, 2012)
[ENLACE]
Cahiers Alhim (Amérique Latine Histoire et Mémoire)
[ENLACE]
Cahiers des Amériques Latines (IHEAL, CREDA, Université Sorbonne Nouvelle, CNRS, 2008 en la web)
[ENLACE]
Contemporánea. Historia y Problemas del siglo XX (Grupo de Estudios Interdisciplinarios sobre el Pasado Presente, 2010)
[ENLACE]
Cuadernos Chilenos de Historia de la Educación (2013)
[ENLACE]
Cuadernos de Historia (Universidad de Chile, en web desde 2011)
[ENLACE]
Debate y Perspectivas (MAPFRE)
[ENLACE]
Educació i Història. Revista d’Histórica de l’Educació (Institut d’Estudis Catalans, 1994)
[ENLACE]
El Taller de la Historia (Universidad de Cartagena, 2009)
[ENLACE]
Estudios Interdisciplinarios de América Latina y el Caribe (Tel Aviv, 1990)
[ENLACE]
Expedições: Teoria da História e Historiografia
[ENLACE]
Fronteras de la Historia. Revista de Historia Colonial Latinoamericana (Instituto Colombiano de Antropología e Historia, 1997)
[ENLACE]
Histórias, História (Programa de Pós-Graduação em História da Universidade de Brasília, 2013)
[ENLACE]
Historia y Justicia
[ENLACE]
Historia y Memoria (Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia, 2010)
[ENLACE]
Historia y Región (Grupo Interdisciplinario de Investigaciones Sociales y Estudios Regionales, Lima, 2014)
[ENLACE]
Historia (Universidad Católica de Chile, Santiago, 1961)
[ENLACE]
História. Imagem e narrativas (2005)
[ENLACE]
Historia Ambiental Latinoamericana y Caribeña (Sociedad Latinoamericana y Caribeña de Historia Ambiental, 2011).
[ENLACE]
Historia Caribe
[ENLACE]
Histórica, Ciências, Saúde-Manguinhos (1994)
[ENLACE]
Historia Crítica (Universidad de los Andes, 1989)
[ENLACE]
Historia y Comunicación Social (Universidad Complutense de Madrid, 1996)
[ENLACE]
Historia y Grafía (Universidad Iberoamericana, desde 2011 en web)
[ENLACE]
Historia Mexicana (Colegio de México, 1951)
[ENLACE]
Histórica (Pontificia Universidad Católica del Perú, 1977)
[ENLACE]
Historien. Revista Acadêmica (Colegiado de História da Universidade de Pernambuco, 2013 en web)
[ENLACE]
Huellas de Estados Unidos (Universidad de Buenos Aires, 2011)
[ENLACE]
Iberoamericana (Instituto Ibero-Americano, GIGA Institute of Latin American Studies y la Editorial Iberoamericana/Vervuert, 2001)
[ENLACE]
Investigaciones Sociales (Universidad Nacional Mayor de San Marcos, 1955)
[ENLACE]
Istor. Revista de Historia (Centro de Investigación y Docencia Históricas, 2000)
[ENLACE]
Jahrbuch für Geschichte Lateinamerikas / Anuario de Historia de América Latina (Colonia, 1964)
[ENLACE]
Monções. Revista de Historia (UFMS, CPCX, 2014)
[ENLACE]
Mosaico. Revista do mestrado em história (Universidad Católica de Goiás, 2008)
[ENLACE]
Nuevo Mundos / Mundos Nuevos (École des hautes études en sciences sociales, 2001)
[ENLACE]
Perspectives on History (American Historical Association, en web desde 1998)
[ENLACE]
Relaciones. Estudios de Historia y Sociedad
[ENLACE]
Revista Brasilera de Historia
[ENLACE]
Revista Crítica Histórica (Centro de Pesquisa e Documentação Histórica, 2010)
[ENLACE]
Revista de Estudios Brasileños (Universidad de Salamanca & Universidad de Sao Paulo, 2014)
[ENLACE]
Revista de Estudios y Pesquisas sobre as Américas (Ceppac, Instituto de Ciencias Sociais, UnB, 2007)
[ENLACE]
Revista de Historia (Universidade Federale da Bahia, 2009)
[ENLACE]
HIB – Revista de Historia Iberoamericana (Universia Chile, 2008)
[ENLACE]
Revista de Indias (CSIC, 1996 en la web)
[ENLACE]
Sociología Histórica
[ENLACE]
Tempo
[ENLACE]
The Appendix (2012)
[ENLACE]
Topoi. Revista de Historia do Programa de Pós-Graduacao de Historia Social (PPGHIS) da UFRJ
[ENLACE]
Trabajadores. Ideologías y experiencias en el movimiento obrero (Universidad de Buenos Aires, 2011)
[ENLACE]

Trashumante. Revista Americana de Historia Social (Universidad de Antioquía & Universidad Autónoma Metropolitana Cuajimalpa, 2012)
[ENLACE]

Fuente: HistoriaGlobalonline.com

viernes, 19 de diciembre de 2014

Nuestra flor nacional. Leyenda: La flor del Ceibo



Sabemos que el Ceibo es la Flor Nacional de Argentina, lo que muchos desconocen es que esa bella flor encierra una historia que se remonta a los tiempos de la conquista.

Según la leyenda, a orillas del caudaloso Paraná vivía pacíficamente una doncella indígena, cuyas características físicas varía según el relato. Lo que todos concuerdan es que tenía una bella voz y deleitaba a los miembros de su comunidad con cánticos ancestrales. Algunas canciones, incluso de su autoría, honraban a sus deidades, a los ancestros y a la tierra bendita que habitaban, lo que agradaba a sus dioses, quienes interrumpían sus tareas divinas para escucharla.

La llegada de los barbados blancos cambió todo, ya que comenzaron las guerras. Su tribu y las vecinas fueron arrasadas por el armamento superior de los cristianos, quienes les arrebataron sus tierras, los ídolos que adoraban y su libertad.

La joven, recordada por los europeos con el nombre de Anahí fue llevada cautiva junto con otros indígenas. 

El tiempo que pasó en la esclavitud de aquellos malvados fue terrible. Tuvo que soportar humillaciones sin cuento, golpes e insultos. Añoraba los bosques llenos de vida en los que se había criado y los brazos de agua que alimentaban el gran río. 

Un día decidió huir; esperó que el centinela se durmiera y escapó sigilosamente, pero para su desgracia se topó con una partida que regresaba a la población. Uno de los soldadotes, quiso abusarse de ella, quién logró zafar de su acometida y quitándole el puñal que llevaba en la cintura, hundió el puñal en el pecho del agresor. De inmediato fue apresada.

El capitán del grupo, como escarmiento para los otros cautivos, impuso a la mujer el castigo de muerte en la hoguera, crueldad que se remontaba a los tiempos de la cacería de brujas.
La ataron de pies y manos a un árbol, rodeándola de leña y paja seca. Mientras, Anahí comenzó a cantar una celestial melodía que sobrecogió a todos. Aun así el conquistador ordenó que se iniciara el fuego, el que brotó con violencia inusitada; pero las llamas parecían no querer alargar sus lenguas mortales hacia la doncella.

Ella continuó con su cántico, ignorando el dolor de ese fuego cuyo calor era ya lacerante. Sufrió sin emitir gemido de dolor alguno. 

Los dioses se asomaron desde los balcones de sus palacios y observaron acongojados la valentía e integridad de la joven…fue así que, cuando el fuego inexorablemente comenzó a subir, Anahí se fue convirtiendo en árbol consustanciándose con el tronco a la que estaba atada. Ello a la vista de los presentes, testigos de un asombroso milagro que dejó a todos maravillados.

Al amanecer, los soldados se encontraron ante un espectáculo indescriptible. En el lugar de la cremación había surgido en todo su esplendor un árbol de hojas de reluciente verde; pero lo que asombraba eran las flores rojas aterciopeladas, de rojo intenso y belleza sobrecogedora.
De inmediato se identificó al árbol como símbolo de valentía y fortaleza ante el sufrimiento.

Autor: José M.Posse

Nota: La flor nacional de Argentina es el ceibo, cuyo nombre científico es Erythrina crista-galli. El 23 de diciembre de 1942 mediante el decreto 138474 del Poder Ejecutivo fue declarada como tal por Argentina. Al ceibo también se lo conoce por los nombres de seibo, seíbo, gallito obucaré. Es, asimismo, la flor nacional del Uruguay.

lunes, 15 de diciembre de 2014

Los Ferrer de Córdoba

Parte I
Don Parmenio Ferrer Mujica
I. Bernardo Ferrer, quien debió florecer por 1580 en blanes, obispado de Gerona, quien contrajo enlace con Margarita, cuyo apellido ignoro, y procrearon a:

II. Juan Ferrer, que se dedicó a la marina, y celebró sus esponsales en 1634 con Margarita Truy, a la que hizo madre, de:

III. Francisco Ferrer y Truy, el que casó el 15 de agosto de 1668 con magdalena matos, hija de Juan Matos y de Catarina, de cuyo tálamo nació:

IV. Jaime Ferrer y Matos, el que, el 25 de marzo de 1695 se desposó con Catarina Jaime, hija de Francisco Jaime y de Catarina, de cuyo tálamo nació:

V. Jaime Ferrer y Jaime, natural de blanco, quien pasó a la villa de Santa María de Mataró, obispado de Barcelona, y contrajo nupcias alli el 10 de febrero de 1720 con doña Margarita Soler (hija de José Soler y de María) quienes tuvieron por hijo a:

VI. Juan Bautista Ferrer y Soler, natural de Mataró, también marino y patrón de barco, cuyo matrimonio celebró alli el 20 de noviembre de 1751 con doña Dorotea Caminada (hija de Juan caminada y de Francisca carreras) a la que hizo madre de:

VII. Juan Bautista Ferrer y Caminada, nacido alrededor de 1757 en Mataró, casó en la expresada villa de Mataró con Gertrudis Xivixel.  se estableció en córdoba (argentina) en 1806 y falleció el 21de julio de 1837(L3F37), habiendo labrado su testamento el 28 de enero de 1829. Ordena en el mismo que se lo entierre en el convento de San Francisco, y deja parte del quinto de sus bienes para sus nietos Manuel y Juan Bautista, hijos de su extinto hijo Melchor y de doña Marquesa López Cobos y Figueroa,  declara por sus bienes, en primer lugar, una estancia con sus buenas posesiones y oratorio público, decentes ornamentos, cáliz y vinajeras de plata, cuyo establecimiento distaba dos leguas de esta ciudad, en 1816 se presentó al gobierno pidiendo exoneración de impuestos fiscales en virtud que hacía dos años que había cerrado su casa de comercio, cuya mercadería la remitió a la ciudad de Salta con su hijo Melchor, el que tan sólo pudo salvar valor de tres mil pesos, debido a la retirada que hizo el ejército a la ciudad de Tucumán, manifiesta que igualmente perdió diez mil pesos en suelas y cueros que remitiera a España, mercadería que fuera hecha presa por los franceses en el puerto de Tarragona. De su expresado enlace nacieron:

1. Melchor Ferrer y Xivixel, que sigue en Parte II

2. Baltasar Ferrer y Xivixel, que continúa en Parte III

3.Francisco Ferrer y Xivixel, casado el 28 de julio en 1831 en la Catedral de Córdoba con doña Santos Almeida, hija de don Ramón Almeida y de doña Ana Josefa Ferreyra, a la que hizo madre de:
3.1. Marquesa Marcelina Ferrer y Almeida, nacida el 17-6-1832 y bautizada 18 del mismo mes y año en la Catedral de Río Cuarto, siendo sus padrinos: Dr. Cura de Río 4to don Valentín Tissera y doña Manuela Almeida (L11F213). Casado en la Catedral de Córdoba el 8-2-1851 con José Moyano Aguirre, hijo de Pedro Moyano y Manuela Aguirre (L4F144). Con Suceción que se tratará en Los Moyano
3.2. Rita Petrona Ferrer y Almeida, nacida el 29-6-1834 y bautizada 30 del mismo mes y año en la Catedral de Río Cuarto, siendo sus padrinos sus tíos don Baltazar y doña Manuela Ferrer (L11F350)

3.3. Pedro José Ferrer y Almeida, nacido el 7-2-1837 y bautizado al día siguiente en la Catedral de Córdoba, siendo sus padrinos: don Pedro Gras y doña Manuela Almeida (L12F158)
3.4. Adrian Mariano Ferrer y Almeida, nacido el 7-9-1841 y bautizado 8 del mismo mes y año en la Catedral de Córdoba, siendo sus padrinos don Baltazar Ferrer y doña Carmen Ferrer (L12F518)

4. Joaquín Ferrer y Xivixel, fallecido soltero, como de 61 años en la ciudad de Córdoba 26-11-1860 (L6F99)

5. Manuela Ferrer y Xivixel


6. Longarda Ferrer y Xivixel

domingo, 14 de diciembre de 2014

Tres Gobernadores Efímeros de Tucumán

Don Manuel Lacoa (20-1-1829/21-2-1829)

Había sido este el alma del movimiento que lo colocó en el poder. Era natural de Bolivia y había servido a las órdenes de Tristán contra los ejércitos de la Patria. Cayó herido en una de las acciones y fue traído prisionero, radicándose por fin en Tucumán, donde se casó. Los prestigios de su talento hicieron olvidar sus antecedentes políticos, fue diputado por Chicligasta en 1827 y en 26-2 1828 aparece firmando un acta como vicepresidente de la Sala de Representantes , hasta que en 20-1-1829 pudo lograr así alcanzar la primera dignidad de la Provincia. Muchos sin embargo, hicieron gran resistencia a su gobierno, fundándose en su pasada, actuación, lo que le obligó a renovar todos los empleados de la administración y sustituirlos por elementos adictos. Pero no pudo sostenerse mucho tiempo en el cargo, la Legislatura, la mayor parte de cuyos miembros había mirado con malos ojos su ascensión, se reunió el 21 de febrero siguiente y nombró a don Francisco Javier López.

Don Javier Paz (14-4-1829/9-12-1829) sustituto

Mientras los soldados tucumanos se ocupaban de perseguir a las hordas de Quiroga después de la victoria de la Tablada, el gobernador interino de la Provincia, emprendía beneficiosas empresas (reconstruía a acequia de la Patria, creaba escuelas primarias con reglamentos adecuados en los pueblos de campaña y nombraba comisiones escolares encargadas del fomento y vigilancia de la instrucción.

López desde Córdoba, había pasado a Catamarca con su división con objeto de dirigirse desde allí, a La Rioja, para batir sus propios dominios al Tigre de los Llanos. Se le juntaron además las fuerzas de Salta al mando Gorriti. Pero llegaron a La Rioja, demasiado tarde. Quiroga se había retirado y con él la mayor parte de los habitantes de la ciudad, a quienes intimara poco antes que la abandonaran so pena de la vida. El ejército, privado de medio de subsistencia, en una región pobre de naturaleza tuvo que regresar extenuada por la fatiga.

Don José Valladares (16-11-1838/22-11-1838)

La legislatura volvió a reunirse y de la sesión salió elegido interinamente don José Valladares, que a la sazón se hallaba ausente en su estancia de “Punta del Agua”. Al recibir la comunicación de su nombramiento se puso en marcha para la ciudad por el camino de “El Chañar”, Allí se entrevistó con don Bernabé Piedrabuena, que estaba veraneando en su finca y le ofreció el cargo de Ministro que fue aceptado. Llegaron ambos a Tucumán el mismo día haciéndose cargo del gobierno.

El primer acto del nuevo mandatario fue intimar al general Gregorio Paz que saliese inmediatamente de la Provincia, a lo que éste obedeció sin oponer afortunadamente resistencia, Ferreyra dueño ya de la situación propuso a la Junta que procediese a nombrar gobernador propietario y el 20-11-1838 la asamblea el entregara el mando a don Bernabé Piedrabuena, no confirmando en el cargo a Valladares por haber manifestado que encontrándose enfermo le sería imposible continuar.

Fuentes:

1. Album del Centenario (1816-1916) Tucumán
2. Honorable Legislatura de Tucumán (AHT, SA, T. 34, f. 11-11v)
3. Honorable Legislatura de Tucumán (ASR, T. I, p. 356)


viernes, 5 de diciembre de 2014

Dr. Manuel Berdía, Gobernador de Interino de Tucumán

Rúbrica del Dr. Berdía
El 14 de febrero de 1823, el Cabildo de Tucumán había nombrado "Médico Titular" al doctor Manuel Berdía, y el 14 de abril se resolvió considerar su sueldo, asunto que se había dejado "para mejor oportunidad". El Cabildo consideraba que urgía "el deber de atender las necesidades de la especie, en los infelices y miserables habitantes de la población que casi siempre, por su insolvencia, son víctimas de la necesidad y falta de recursos humanos". Uno de sus deberes era el de vacunar contra viruela una vez por semana.

En consecuencia, se acordó "la asignación de 300 pesos anuales sobre los fondos municipales" para el médico, con cargo de "asistir puntualmente a las enfermedades de los pobres que le llamen". Se convocó entonces al doctor Berdia, quien "aceptó dicho nombramiento, ofreciendo desempeñarlo fiel y legalmente". Para que el público se enterara de todo esto, se resolvió oficiar al Gobernador Intendente.

En cuanto a su actuación política fue Diputado por la ciudad de Tucumán y desde el 15-12-1825 fue secretario interino de la Sala de Representades, puesto en el que fue confirmado el 21-12 de ese mismo años, por dos años más, siendo Presidente del cuerpo José Ignacio Thames

Luego fue ministro del general Lamadrid y quedó como delegado de éste, desde el 26-9-1826 en que se partió la encuentro de Quiroga, hasta que se restableció de las heridas que recibiera en el combate de "El Tala" el 25-11-1826.

Esta vez desenpeñó el interinato por seis mese y medio. En febrero de 1827 declaró a la Provincia sujeta a la ley marcial y a todos los vecinos obligados a prestar los servicios que se les exigiesen para el bien público. Estas medidas fueron adoptadas por temor de una nueva invasión que era necesario prevenir. Para compeler a Ibarra a que se retirase de la frontera, cuyas haciendas seguía robando, el general Bedoya salió de Tucumán en su persecución con algunas tropas. Acampó en Tenené, como a siete leguas fuera de los confines y esperó nuevos refuerzos. Al fin marchó sobre Santiago con 1600 hombres cayendo en las redes que le tendía el dictador de aquella Provincia, que lo encerró completamente dentro de la ciudad de la que pudo escaparse a duras penas.

Mientras tanto Lamadrid, seguía combatiendo contra Quiroga, no ya por propia iniciativa, sino por orden del Gobierno General, pero fue derrotado sucesivamente en Palmas Redondas y en el Rincón. En este último punto hicieron defección los salteños que peleaban a sus órdenes, pasándose el enemigo. Lamadrid se vió obligado a buscar su salvación en la ligereza de su caballo y se entró por las serranías, mientras Tucumán veía aterrado desfilar por sus calles nuevamente las huestes del Tigre de los Llanos que se entregaron al pillaje y a todo género de excesos (6 de julio de 1827). En vencedor impuso a los tucumanos una contribución de $40.000. Como Lamadrid se opusiera a la entrega del dinero por medio de cartas a sus conciudadanos, Quiroga le dirigió curiosa misiva:

Tucumán, 24 de julio de 1827
"He sabido por varios miembros de la honorable Junta de V.E. ha hecho comprender el pueblo que no deben contribuir en nada para cubrir los 24,000 pesos que reclamé como parte de los gastos que me ocasionó la injusta guerra declarada contra mi por esta provincia, por el órgano de sus representantes, y que, con ese motivo, algunos que se habían suscrito se han retraído; de lo que resulta que V.E. con su genio activo, a podido, a poca costa,  oponerse a que yo reembolse de la pequeña parte que pido de los grandes gastos y perjuicios que he experimentado; pero; ¡por Dios vivo! si no me satisface antes de las dos horas de este día, me haré pagar, no la sume de 24.000 pesos sino todos los gastos que he hecho y todas las pérdidas que he sufrido en mis negocios. Cuidado, pues; no haya equivocación; la generosidad tiene sus límites; y no me falta disposición para castigar del modo más ejemplar el orgullo y osadía de este país rebelde, que mira con desprecio la generosa tolerancia, con que ha sido tratado, aunque sin merecer la más mínima consideración.

V.E. puede, si lo considera considera conveniente, hacer saber esto a la Junta; en la inteligencia de que,  pasada la hora ya mencionada, sin haber yo recibido la pequeña suma que pido, empezaré inmediatamente a hacerle sentir los estragos de la guerra.
Dios Guarde a V.E. muchos años
Juan Facundo Quiroga"

El 12 del mismo mes, el Dr. Berdía que había huido hacia el norte fue detenido en Trancas y enviado preso a disposición del caudillo triunfante. Lamadrid vagó errante por Salta y Jujuy, hasta que finalmente de retiró a Bolivia.

Nuevamente a mediados de enero de 1830 fui gobernador provisional de Tucumán hasta los primeros días de julio en que asumió Javier López

Fuentes:
1. Album del Centenario (1816-1916) Tucumán
2. Honorable Legislatura de Tucumán - (ASR, T. I, p. 220-221)
3. Honorable Legislatura de Tucumán - (ASR, T. I, p. 221-222)
4. La Gaceta.com
5. Dra. Zulema Y. Ponce - Historia de la Medicina en Tucumán, desde sus inicios a 1993

martes, 2 de diciembre de 2014

La Actividad Azucarera en Tucumán

Hacia mediados de la década de 1850, pocas innovaciones se hicieron al rudimentario método industrial inaugurado por Colombres. De a poco la madera de los trapiches empezó a ser reemplazada por hierro. El primer ingenio que tuvo esta innovación fue La Reducción en Lules.


Pero algunos ya comenzaban a alucinar con las innovaciones que venían de Europa en esas tardías gacetillas que llegaban meses o años atrasadas. En ellas los tucumanos se enteraban de la Revolución Industrial y del milagro de las máquinas a vapor que transformaban al mundo. 



Por entonces el proceso industrial se circunscribía a lo siguiente: Se transportaba la caña en carretas tiradas por bueyes, desde la finca de cultivo, hasta la fábrica donde se deshojaba y pasaba por un trapiche, accionado por una enorme rueda hidráulica. La mezcla caía en una cuba, y de allí era trasladada, por una operación de bombeo, a unas tinas o tanques y pasaba luego por unos tubos que la depositaban en una caldera donde era reducida por cocción. La madera se utilizaba como combustible.



Anteriormente se blanqueaba o clarificaba el azúcar en tinajas de barro en forma cónica perforadas en la base, sobre la cual se colocaba una delgada capa de paja. Estas tinajas se llenaban casi hasta arriba, en el espacio restante había barro, luego se las colocaba en posición vertical para que la mezcla cayera a través de la perforación. La operación podía durar entre sesenta y ochenta días, hasta que se secaba la capa de barro y se obtenía un azúcar lo bastante seco y blando como para su comercialización.



Este sistema requería un espacio bastante grande destinado a viviendas y aparatos, y un capital considerable que permitiera al fabricante esperar a la terminación del proceso y la venta del producto.
Por entonces, década de 1860, existían una veintena de fábricas entre las que podemos destacar el Ingenio Mercedes de Miguel Padilla, el San Pablo de Nougués, el Lastenia de los hermanos Etchecopar, el Cruz Alta de Don Fidel García, El Trinidad de los Hermanos Méndez, el San Juan de Juan Posse, el Paraíso de Vicente García, el San José de Justiniano Frías, el San Felipe de Felipe Posse, el Luján de los hermanos Gallo y por supuesto, los dos más grandes: el Concepción de Juan Manuel y Juan Crisóstomo Méndez y el Esperanza de Wenceslao Posse.


En la búsqueda por modernizar la industria, se destaca la figura del tucumano Baltasar Aguirre, propietario de una pequeña chancaquería en la zona de Floresta. Este hombre osado, interesó al presidente Urquiza para realizar una fuerte inversión y logró traer una primitiva máquina a vapor. Sin embargo la experiencia no funcionó y sólo pudo fabricar una pequeña cantidad de producto. De esa manera cundió el desánimo en los pequeños industriales artesanos; pero entre todos ellos, hubo quién pudo llevar a buen término la experiencia en la que había fracasado Aguirre.

En la foto, don Vicente Posse Tejerina, el fundador del Ingenio La Reducción, el primero en introducir el trapiche hidráulico.

Autor: José María Posse

miércoles, 26 de noviembre de 2014

Arqueólogos afirman que hallaron "Esteco", la mítica ciudad colonial perdida

El director de Patrimonio Cultural de Santiago del Estero, Lic. Marcelo Ahumada, calificó el hecho como “el descubrimiento arqueológico colonial más importante de los últimos doscientos años”. Esteco había desaparecido durante un terremoto en 1692.


 Esteco, la ciudad perdida del histórico movimiento fundacional generado desde Santiago del Estero, fue descubierta en territorio salteño, por un equipo de arqueólogos de la Universidad de La Plata, con lo que se devela todo un misterio para los historiadores santiagueños, ya que se decía que esta ciudad era sólo un mito, y hasta se la llegó a negar. 
La noticia fue confirmada a EL LIBERAL por el director de Patrimonio Cultural de la provincia de Santiago del Estero, licenciado Marcelo Ahumada, quien calificó al hecho como “el descubrimiento arqueológico colonial más importante de los últimos 150 ó 200 años”. 
Los estudios preliminares y las excavaciones fueron realizadas por el equipo de expertos del arqueólogo Alfredo Tomasini, de la Universidad de La Plata, en estrecha vinculación con la Dirección de Patrimonio Cultural de Santiago del Estero.

Hecho histórico

“Hace muchísimos años que venimos buscando la posibilidad de encontrar alguna formación que tuviera que ver con Esteco. En teoría sabíamos de dos o tres ciudades que por entonces venían mudando a medida que iban surgiendo dos situaciones fundamentales, una la del río, porque estaban al borde del Salado, y la otra el ataque de las tribus que habitaban Esteco”, destacó Ahumada. 
Precisó el funcionario que entonces se llegó a la conclusión de que hubo dos ciudades. “Podemos decir que encontramos esas ciudades”, Esteco uno y Esteco dos, situadas en los departamentos salteños de Anta y Metán, a una diferencia de 80 kilómetros una de otra, y sobre una misma línea. 
“Se ha descubierto un fortín que tiene una pared de 3,10 metros de alto, de adobe, por 1,20, que es la pared oeste. Esto es muy importante porque hasta el momento todos los descubrimientos arqueológicos que se hicieron eran elementos; no estructuras arqueológicas. Lo que se ha descubierto son estructuras coloniales. En Esteco I se ha descubierto un dedal de plata, porcelana de plata, un zoolito de rapé, que era utilizado para opio o para algún tipo de analgésico, lo que habla de la sofisticación del lugar. El zoolito es básicamente una figura de piedra donde hay un animal, lo cual habla de una estructura organizativa y comunitaria muy importante”, puntualizó.

Desaparición

Según relató el licenciado Ahumada, los asentamientos de Esteco desaparecieron durante un terremoto de grado 8 ocurrido el 13 de septiembre de 1692, lo cual confirmó una teoría que existía por aquellos tiempos, de que una catástrofe ocurriría con esta ciudad ya que era considerada como un paraíso del juego, la prostitución y el vicio. 
“Un obispo de la época había advertido de la inmoralidad que allí imperaba y que por ello se decidió cambiarla de ubicación”, con lo que se funda Esteco II. 
“Ahora sabemos que existen Esteco I y II que quedan sobre el Río de las Piedras. El gran misterio hablaba de que la maldad y la vileza de los habitantes que vivían en Esteco hacían que se profetice su destrucción. Y ocurre el terremoto el 13 de septiembre de 1692 que hace desaparecer Esteco. Y hasta ahora esa ciudad no existía, estaba desaparecida, tanto que hasta han llegado a negarla”, aseguró.