viernes, 24 de febrero de 2017

La misteriosa civilización perdida dominada por mujeres que gobernó el suroeste de Estados Unidos hace 1.200 años

Año 1896, un grupo de arqueólogos se encuentran en Nuevo México y comienzan a excavar sobre unas ruinas. Se trataba de una edificación que albergaba una cripta con 14 personas enterradas. Habían descubierto la cultura Chaco y ahora se descifra cómo gobernaron en la historia de Estados Unidos. Para entender el resultado del increíble descubrimiento que ha tenido lugar esta semana habría que retroceder en el tiempo. A finales del siglo XIX se inició una investigación de la que ahora tenemos una perspectiva sin precedentes. Durante tres siglos esta civilización dominó la cultura del suroeste de Estados Unidos. Y lo hizo gobernada por mujeres. La cultura Chaco En 1832 un comerciante bajo el nombre de Josiah Gregg fue el primero en escribir sobre las ruinas del Cañón del Chaco. En realidad se refería a Pueblo Bonito y lo hacía para referirse a una construcción “con piedra arenisca fina” situada en Nuevo México, entre Alburquerque y Farmington. En la década siguiente el Ejército de Estados Unidos atravesó la zona y examinó las ruinas de las que hablaba Gregg. Poco más sabemos de esta época.



Aquel sitio era tan remoto que tuvieron que pasar 50 años para que alguien volviera a pisarlo. Entonces aparecieron esos exploradores de los que dábamos cuenta. Era 1896 y todo comenzó como un trabajo arqueológico formal a cargo de un grupo del Museo Estadounidense de Historia Natural. Estos hombres comenzaron a excavar en aquellas ruinas y al poco tiempo no daban crédito a lo que habían encontrado. Debajo de ellos había una casa enorme, una edificación que albergaba nada menos que 650 habitaciones junto a un secreto: en uno de los cuartos se encontraban 14 personas enterradas en una cripta. Poco después se percatan de que aquellos cuerpos no eran cualquier cosa, habían sido enterrados con collares pulseras y todo tipo de joyas hechas de brillantes. A finales del siglo XIX se inició una investigación de la que ahora tenemos una perspectiva sin precedentes El grupo arqueológico pasó cinco veranos en la región, tiempo en el que mandaron más de 60 mil objetos a Nueva York para su posterior análisis. Descubrieron que se trataba de una sociedad que se asentó entre el 800 y 1250 d.C. y encontraron al menos otras 12 “casas grandes” de varios pisos en el Cañón del Cacho junto a decenas de asentamientos que se extendieron en la zona donde se cruzan las fronteras de Nuevo México, Colorado, Arizona y Utah. El descubrimiento era tan importante y las joyas tenían tanto valor que se convirtió en el “entierro más rico conocido en el suroeste de Estados Unidos”. Pero había algo más. La localización de aquella cripta y los tesoros encontrados sugerían que, cualquiera que fuera la jerarquía que mantuvo a esa sociedad hace más de 1200 años, esos 14 cuerpos estaban a la cabeza de todos. Más de 100 años después se ha descubierto la naturaleza de esta sociedad que gobernó la cultura del suroeste de Estados Unidos.

Las mujeres que gobernaron en familia



Por primera vez podemos confirmar que un grupo de parentesco controló Pueblo Bonito durante más de 300 años. Se trata de la mejor evidencia encontrada sobre las jerarquías sociales en al antiguo suroeste de Estados Unidos. Lo dice Steve Plog, uno de los miembros del equipo de la Universidad de Virginia que ha dado con estos datos históricos. Plog y su equipo llevaron a cabo unos análisis de ADN de nueve de las personas enterradas en la cripta encontradas en 1896. Los resultados del análisis genético no dejan lugar a dudas: todos pertenecían a una sola línea materna. Como los investigadores indican, estamos ante una “poderosa dinastía matrilineal” que gobernó pasando su liderazgo a través de sus madres.

Lo insólito es que se trata de un cuadro desconocido en la historia. Lo normal era encontrarse con sociedades del mundo antiguo bajo una línea patrilineal (de hombres) que producía más reyes y nobles a través de la línea del padre en vez de la madre. Según explica Adam Watson, del American Museum of Natural History: Desde hace tiempo teníamos claro que se trataba de personas veneradas basándonos ​​en el trato excepcional que recibieron una vez muertos, ya que la mayoría de los chacos fueron enterrados fuera del asentamiento y nunca con cantidades tan altas de bienes exóticos. Pero antes uno sólo podía especular sobre la naturaleza exacta de su relación con los otros. Los resultados de las pruebas revelaron que los nueve especímenes contenían ADN mitocondrial idéntico (el material genético que sólo se transmite de madres a sus hijos), lo que significa que tenían el mismo ancestro materno, tenían una jerarquía dominada por las mujeres. Una investigación que además abre un campo poco explorado en la arqueología, el de utilizar el ADN para encontrar evidencias de estructuras sociales del mundo antiguo. En este sentido como explica el antropólogo Angelique Corthals de la Universidad de Nueva York: Puedo ver que este documento podría generar cierta controversia, sobre todo en términos de usar datos biológicos para determinar las estructuras sociológicas. Pero los autores construyeron su caso muy convincentemente, utilizando tanto datos arqueológicos como datos genómicos. Se cree que el liderazgo en el grupo fue pasando de mujer a mujer hasta las fechas de su derrumbamiento como sociedad. Un final incierto, ya que no se sabe con exactitud lo que le ocurrió a los chacos porque no existe evidencia alguna. Entre las teorías se baraja la posibilidad de que sufrieran una enorme sequía antes de que fueran aniquilados. Quizás la ciencia acabe explicando también cómo desaparecieron.

Fuente: Historiayarquilogia

miércoles, 22 de febrero de 2017

Los restos hallados en Tafí Viejo (Tucumán) tienen entre 500 y 2.000 años de antigüedad

Sospecha que los huesos serían de un adulto, integrante de la cultura Candelaria o Santa María, informó el Instituto Miguel Lillo.




Los restos humanos hallados el domingo pasado durante una obra en pleno centro de Tafí Viejo tienen entre 500 y 2.000 años de antigüedad y pertenecerían a un adulto, integrante de la cultura Candelaria o Santa María, según informó el Instituto Miguel Lillo de la Universidad Nacional de Tucumán.

El hallazgo ocurrió pasadas las 10, cuando los trabajadores excavaban en avenida Alem al 500, a la altura del policlínico de Tafí Viejo, para renovar la vereda y construir una dársena para las ambulancias que estacionan diariamente frente al edificio municipal.

Osvaldo Díaz, responsable del área de Arqueología de la Dirección de Patrimonio del Ente Cultural de Tucumán, indicó que es clave precisar la antigüedad del hallazgo para determinar si la urna con restos pertenece a la cultura Candelaria o Santa María. Guillermo Ortiz, coordinador del área de Rescate del Instituto de Arqueología y Museo de la UNT, también participó de las tareas.

La investigación continúa ahora en el Instituto de Arqueología y Museo de la UNT.

Fuente: Lagaceta

martes, 21 de febrero de 2017

Se confirma la existencia de un continente perdido: Zealandia

La Sociedad Geológica Americana publicó recientemente un estudio en el que postula la existencia de un nuevo continente. Zealandia cubre un área de 4.9 millones de kilómetros, cuyo punto más alto es Nueva Zelanda y Nueva Caledonia, la Isla Norfolk, el grupo de islas de Lord Howe, los arrecifes Elizabeth y Middleton, lo que significa que sólo el 5% de la masa continental es la que se deja ver, el otro 95% se encuentra bajo el agua.



El área es casi del mismo tamaño que el subcontinente Indio, y se cree que se separó de Gondwana, la inmensa masa terrestre que una vez abarcó a Australia, y que se hundió entre 60 y 85 millones de años atrás.


Bruce Luyendyk, un geofísico estadounidense, fue el primero en aplicar el nombre Zealandia a un continente en 1995. Desde ese momento, los coautores del documento dicen que ha tenido una “absorción moderada”, pero todavía no ha sido ampliamente reconocido por los científicos internacionales.

Sin embargo, el equipo de autores e investigadores del instituto de investigación GNS Science y de la Universidad Victoria de Wellington en Nueva Zelanda sostienen que Zealandia tiene los elementos geológicos necesarios para ser considerado un continente.

Algunos geólogos discuten sobre el reconocimiento de Zealandia como un nuevo territorio continental, pues esta aspiración se viene debatiendo desde hace más de 20 años, pero es hasta ahora que la GSA defiende esta posición, apoyados por una investigación validada por otros académicos.

Aquí es cuando todo cobra sentido… Hasta ahora, ese mapa era, literalmente, nuestra hoja de ruta para algunas cruces, y tratábamos de obtener rocas de todos los cuatro rincones de Zealandia, y de esta manera probar nuestro punto ante la geología”.“Fue una cuestión de confianza, fundamentalmente, creo, con la acumulación de datos y qué hacer con ellos”.

De ser aceptado como continente, sería uno de los más pequeños del mundo, y pasaría a convertirse en el séptimo continente.

Barry Kohn, profesor de ciencias de la tierra en la Universidad de Melbourne, que había trabajado con Mortimer en el pasado, dijo que había un “consenso justo en la comunidad científica” a favor de su existencia.

Es bastante claro que toda esa zona no es parte del océano. Tiene todas las características de un continente”.

Dijo que la roca excavada en la zona era claramente una corteza continental, “bastante continua” y definida. “El valor de clasificar a Zealandia como continente es mucho más que añadir un nombre nuevo a la lista”, dijo Nick Mortimer, a la BBC. “El hecho de que un continente pueda estar tan sumergido a la vez que no está fragmentado es muy útil para explorar la cohesión y la fragmentación de la corteza continental”, consideró.

Fuente: Laguiadelvaron

lunes, 20 de febrero de 2017

Expedientes de la Orden de Santiago, 1501-1799 : apellidos Abad a Ezquerra

FamilySearch ha puesto a online Las pruebas de ingreso a la Orden de Santiago incluyen información genealógica de los pretendientes hasta su tercera generación.


Pleitos de hidalguía de la Real Chancillería de Valladolid, 1448-1833

FamilySeach a puesto digitalizado y puesto online miles de Expedientes de pleitos, probanzas y provisiones de solicitantes a la posesión de hidalguía de la Real Chancillería  de Valladolid, 1448-1833.

Son importante fuente documental, ya que en estos expedientes se suele encontrar abundante información genealógica, transcripciones de partidas de los antepasados del solicitante.



domingo, 19 de febrero de 2017

Nómina de los conquistadores y pobladores de las ciudades y plazas del Reyno de Chile

Nómina de los conquistadores y pobladores de las ciudades y plazas del Reyno de Chile, contenidos en la manuscrita obra del Padre Miguel de Olivares desde la entrada de los españoles hasta el año de 1657

Forrmada por el orden alfabetico de sus apellidos y con referencia al manuscripto original en los folios para su mas facil registro y cita al margen de los años de sus hechos, con una adicion de la succesion de algunos c[o]n sus matrimonios hasta el presente año de 1803




lunes, 13 de febrero de 2017

El misterio de los ojos verdes, el color del 2% de la población mundial

Aunque no se trata de un color de iris extravagante, es la tonalidad menos común en el mundo dentro del abanico de colores más habituales. Dejando a un lado los casos más raros de ojos violetas, ámbar o incluso rojos, los ojos verdes son un rasgo físico que únicamente posee el 2% de la población mundial.



Este tono es más frecuente en las mujeres que en los hombres, y solo se ha constatado su existencia en Europa o en poblaciones con procedencia europea. Curiosamente, Hungría acapara la mayor tasa de ojos verdes en la Europa continental, con un 20% de su población que tiene este rasgo. En Islandia, el porcentaje se dispara, y casi un 80% de sus habitantes presumen de iris verdes.

Además de en Europa, solo se ha constatado la existencia de genes para la formación de este color de ojos en las poblaciones pastún procedentes de Afganistán y Pakistán.

Más del 50% de la población mundial tiene los ojos marrones, y los científicos continúan estudiando el origen de tonos diferenciadores, como los azules, grises y verdes. Entre las últimas teorías, destaca la del prestigioso genetista italiano Luigi Cavalli-Sforza, profesor emérito en la Universidad de Stanford, quien afirma que la mutación de colores responde a una selección sexual.

Es decir, en el momento en el que hay más individuos de un sexo que en el grupo del sexo contrario, se producen mutaciones para competir en la lucha por una pareja. Así, el proceso evolutivo ha dado lugar a tonalidades de ojos más brillantes y llamativas para eclipsar a los más habituales castaños.

Fuente: ecodiario